Bases reguladoras para la organización, gestión y concesión de los Premios Nacionales Industria Conectada 4.0.

0 comentarios

Fecha de publicación: Agosto 2020 2020
Departamento: Ministerio de Industria, Comercio y Turismo
Publicado en: BOE. Núm. 239, de 7 de septiembre de 2020, páginas 75362 a 75368
Comentarios:

Con la finalidad de reconocer el mérito de las empresas industriales que realizan un esfuerzo destacado en sus procesos de transformación digital, en el año 2019 se crearon los Premios Nacionales Industria Conectada 4.0, regulados por la Orden ICT/48/2019, de 21 de enero.

Con estos galardones, concebidos para incrementar la concienciación de nuestro tejido industrial sobre la necesidad de abordar dichos procesos, se pretendía al mismo tiempo aumentar la visibilidad de los instrumentos públicos de apoyo a su alcance para ello. En cualquier caso, el espíritu de la orden se apoyaba sobre tres elementos diferenciales clave: el sector industrial, las empresas, y la transformación digital de éstas.

Respecto del primer elemento clave, el sector industrial, en el preámbulo de la mencionada orden se ponía de relieve la importancia de éste en el futuro de nuestra economía por diferentes razones. Entre ellas, por mantener y crear empleo de alta cualificación, con unos salarios más altos y con una mayor productividad que otros sectores de la economía, por ser el principal generador y demandante de innovación y desarrollo tecnológico, o por tener una mayor propensión a exportar. Este énfasis se corroboraba posteriormente en el articulado con la exigencia entre los requisitos de los beneficiarios de «tener en su objeto social y desarrollar efectivamente las actividades encuadradas en la Sección C, Divisiones 10 a 32 de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas 2009 (CNAE 2009)» [artículo 6 1.a)].

Por lo que respecta al segundo elemento, sin embargo, el énfasis sobre las empresas a lo largo del texto no resultaba ni mucho menos tan evidente, pudiendo encontrarse en el preámbulo alusiones indistintas tanto a éstas, como a organizaciones o industrias. Esta ambigüedad se manifestaba igualmente en el articulado.

Por lo que se refiere a la transformación digital de las empresas, si bien el preámbulo de la Orden ICT/48/2019, de 21 de enero, no deja lugar a dudas al respecto, lo cierto es que en el articulado dicho proceso de transformación se respalda simplemente en la realización de «cualquier proyecto de Industria 4.0 cuya implantación se haya iniciado durante los tres años anteriores a la fecha de la convocatoria……» [artículo 6. 2]. Este respaldo, no parece coherente con un verdadero proceso de transformación digital como tal al poder tratarse de una acción puntual y aislada sin ánimo de continuidad en el tiempo y ajena a un contexto de planificación estratégica de las empresas candidatas.

Sigue toda la actualidad con Club de Innovación:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *