¿Tecnologías Emergentes que podrían cambiar el mundo?

Posted on 230 visualizaciones 0 comentarios

28/06/2010
FUENTE: TECHNOLOGY REVIEW

Cada año, los editores de Technology Review seleccionan las diez tecnologías emergentes más importantes. La pregunta que rige la elección es simple: ¿podría esta tecnología cambiar el mundo?

En concreto, todas estas tecnologías contribuyen a asuntos como el calentamiento global, el uso de dispositivos móviles o pantallas 3-D, y otros temas de actualidad que comparten un objetivo en común: la promesa de hacer un mundo más sano y mejor:

1. Telefonía móvil en 3-D
La tecnología se puede utilizar con los ampliamente publicitados televisores 3-D, anunciados el pasado mes de enero (y que requieren gafas), aunque su mayor impacto se producirá a la hora de crear contenido para dispositivos móviles con pantallas autoestereoscópicas 3-D, que funcionan mediante la dirección de la luz para ofrecer diferentes versiones de una imagen directamente a cada uno de los ojos del espectador. El efecto funciona mejor dentro de una estrecha gama de ángulos de visión, así que se adapta mal a la televisión o a las pantallas de cine. Sin embargo los teléfonos son utilizados generalmente por una persona a la vez y se pueden sostener fácilmente en el ángulo óptimo. Es por eso que los dispositivos móviles multimedia probablemente ganen la carrera a la hora de llevar el 3-D al público masivo.

2. Ingeniería de células madre
El pequeño frasco de plástico en la mano de James Thomson contiene más de 1,5 mil millones de células del corazón cuidadosamente cultivadas en Cellular Dynamics, una startup con sede en Madison, Wisconsin. Derivan de un nuevo tipo de célula madre que Thomson, cofundador de la compañía, cree que mejorará nuestros modelos de enfermedades humanas y transformará la forma en que se los fármacos se desarrollan y se ponen a prueba.

Gran parte del interés en torno a las células iPS, y las células madre en general, surge de la posibilidad de poder sustituir tejidos dañados o enfermos. Sin embargo, Thomson cree que su contribución más importante será la de proporcionar una ventana sin precedentes dentro del desarrollo humano y las enfermedades. Los científicos pueden crear células madre a partir de células adultas de personas con distintos trastornos, tales como la diabetes, e inducirlas a diferenciarse en los tipos de células dañadas por la enfermedad. Esto podría permitir a los investigadores observar la enfermedad al tiempo que se desarrolla y rastrear los procesos moleculares que han acabado estando fuera de control.

3. Anticuerpos de acción dual
En la extensa sede de Genentech al sur de San Francisco, la científica senior Germaine Fuh ha estado rediseñando  genéticamente dos de los fármacos contra el cáncer más lucrativos de la compañía. Uno de ellos, llamado Herceptin, es un anticuerpo monoclonal que interrumpe el HER2, un acelerador de crecimiento en alrededor del 20 por ciento de los tumores de mama. El otro, conocido como Avastin, es un anticuerpo que bloquea una proteína que estimula la formación de vasos sanguíneos que alimentan los tumores.

El diseño de tales anticuerpos de "doble especificidad" podría ayudar a resolver un gran problema de la quimioterapia con fármacos: las células cancerígenas pueden volverse resistentes a ellos, mutando en formas que les permiten eludir la acción de la medicación. Los médicos a menudo mezclan varios medicamentos de quimioterapia en un intento por matar el cáncer antes de que pueda aprovechar ese mecanismo de escape. Tener un único fármaco que pueda golpear al cáncer desde múltiples direcciones significaría simplificar el tratamiento.

4. Programación en la nube
La computación en la nube ofrece promete una potencia de procesado y almacenamiento virtualmente ilimitada, gracias a los enormes centros de datos gestionados por empresas como Amazon y Google. No obstante los programadores desconocen cuál es la mejor forma de aprovechar toda esa potencia.

En la actualidad, muchos desarrolladores están convirtiendo los programas ya existentes para que funcionen en la nube, en vez de crear nuevos tipos de aplicaciones incapaces de funcionar en ninguna otra parte. Estos desarrolladores se ven frenados por la dificultad de hacer el seguimiento de los datos y obtener información fiable sobre lo que ocurre a través de una nube. Si los programadores pudieran resolver estos problemas, podrían empezar a sacar partido de lo que realmente es posible hacer en la nube. Por ejemplo, un vendedor de música por internet podría hacer un seguimiento de las conversaciones en los medios de comunicación social populares; si un cantante de pronto se convierte en un tema candente, la publicidad y las ofertas especiales en la web del vendedor de música podrían ser instantáneamente reconfiguradas para sacar el máximo provecho de la subida en el interés.

5. Búsquedas en tiempo real
¿Cómo se analiza un tweet? Hace cinco años, esa pregunta habría sido un galimatías. Hoy en día, es perfectamente razonable, y ocupa un lugar destacado dentro de la mente de Amit Singhal. Singhal dirige los esfuerzos de Google por incorporar nuevos datos en los resultados de búsqueda en tiempo real mediante el seguimiento y la clasificación de actualizaciones de contenidos en internet—especialmente los miles de mensajes que viajan a través de las redes sociales cada segundo.

La búsqueda en tiempo real es una respuesta a un cambio fundamental en la forma en que la gente usa internet. La gente solía visitar una página, hacía clic en un vínculo y visitaba otra página. En la actualidad los usuarios pasan mucho tiempo observando flujos de datos—tweets, actualizaciones de estado, titulares—procedentes de servicios como Facebook y Twitter, así como de blogs y medios informativos.

6. Televisión social
La audiencia de las emisiones de televisión en directo, en general, ha estado disminuyendo desde hace años. No obstante algo extraño está sucediendo: acontecimientos como los Juegos Olímpicos de invierno y los Grammy están atrayendo a más espectadores y generan más interés. La recuperación está ocurriendo al menos en parte debido a los nuevos hábitos de visionado: mientras los espectadores miran la televisión, al mismo tiempo están usando teléfon
os inteligentes u ordenadores portátiles para intercambiar mensajes de texto, tweets, y actualizaciones de estado acerca de las celebridades, los personajes, e incluso los anuncios publicitarios.

7. Combustible Solar

Cuando Noubar Afeyan, director general de Flagship Ventures en Cambridge, Massachusetts, se propuso inventar el combustible renovable ideal, decidió prescindir de los intermediarios. Los biocombustibles proceden, en última instancia, del dióxido de carbono y el agua, así que ¿por qué insistir en elaborarlos a partir de la biomasa—maíz, pasto o algas? "Lo que queríamos saber," afirma Afeyan, "es si podíamos diseñar un sistema capaz de convertir el dióxido de carbono directamente en cualquier combustible que quisiéramos."

La respuesta parece ser afirmativa, según apunta Joule Biotechnologies, la compañía que fundó Afeyan (también en Cambridge) para el diseño de este nuevo combustible. Mediante la manipulación y el diseño de genes, Joule ha creado microorganismos fotosintéticos que utilizan la luz solar para convertir el dióxido de carbono de manera eficiente en etanol o diesel—la primera vez que esto se ha hecho jamás, según señala la compañía. Joule cultiva los microbios en fotobioreactores que no necesitan agua dulce y ocupan sólo una fracción de los terrenos necesarios para los métodos basados en biomasa. Las criaturas secretan el combustible continuamente, por lo que su recolecta resulta sencilla. Los exámenes de laboratorio y los ensayos a escala reducida llevan a Afeyan a estimar que el proceso produciría 100 veces más combustible por hectárea que la fermentación de maíz para producir etanol, y 10 veces más que a partir de fuentes como los residuos agrícolas. Afirma que los costes podrían ser competitivos con los de los combustibles fósiles.

8. Cemento verde
La fabricación de cemento para hormigón consiste en calentar piedra caliza pulverizada, arcilla y arena a 1.450 ° C,  usando un combustible como el carbón o el gas natural. El proceso genera una gran cantidad de dióxido de carbono: la fabricación de una tonelada métrica de cemento Portland de uso general libera entre 650 y 920 kilogramos de dicho componente. Los 2,8 millones de toneladas métricas de cemento producidas en todo el mundo en 2009 generaron alrededor del 5 por ciento de todas las emisiones de dióxido de carbono. Nikolaos Vlasopoulos, científico jefe en la startup Novacem, con sede en Londres, está tratando de eliminar las emisiones con un cemento que absorba más dióxido de carbono del que libere durante su fabricación. Logra retener hasta 100 kilogramos de gas de efecto invernadero por tonelada.

9. Electrónica implantable
La próxima generación de dispositivos médicos implantables se basará en un materiales de alta tecnología forjados no en fundiciones, sino en el vientre de un gusano. El ingeniero biomédico de la Universidad Tufts Fiorenzo Omenetto está usando la seda como base para dispositivos implantables ópticos y electrónicos que actúen como una combinación entre un monitor de signos vitales, un análisis de sangre, un equipo de toma de imágenes y una farmacia—y que se descomponga con seguridad cuando deje de ser necesario.

La electrónica implantable podría proporcionar una imagen más clara de lo que está ocurriendo dentro del cuerpo y así ayudar a vigilar las enfermedades crónicas o el progreso después de una cirugía, aunque ciertas cuestiones de biocompatibilidad hasta ahora han restringido su uso. Muchos materiales utilizados en la electrónica provocan reacciones inmunes cuando se implantan en el cuerpo. Y en la mayoría de los casos los dispositivos implantables actuales deben ser reemplazados o extirpados quirúrgicamente en algún momento, por lo que sólo vale la pena utilizar implantes para dispositivos de importancia crítica como los marcapasos. La seda, sin embargo, es biodegradable y suave; transmite la luz como el cristal óptico; y aunque no se puede convertir en un transistor o un cable eléctrico, sí puede servir como soporte mecánico de matrices de dispositivos activos eléctricamente, lo que les permite ser colocados encima de los tejidos biológicos, sin causar irritación. Dependiendo de cómo se procese, se puede hacer que la seda se descomponga en el interior del cuerpo casi al instante o que persista durante años. Además, puede ser utilizada para almacenar moléculas delicadas tales como las enzimas durante mucho tiempo.

10. Componentes fotovoltaicos que atrapan la luz

En 1995, mientras terminaba su licenciatura en física, Kylie Catchpole decidió apostar por un campo que estaba casi moribundo: la energía fotovoltaica. "De algún modo sentía que tendría dificultades para encontrar trabajo", recuerda. Sin embargo su apuesta funcionó. En 2006 Catchpole, que por entonces estaba en su etapa de post doctorado, descubrió algo que abrió la puerta a creación de células solares de película fina mucho más eficientes a la hora de convertir la luz en electricidad. Se trata de un avance que podría ayudar a que la energía solar fuera más competitiva frente a los combustibles fósiles.

Sigue toda la actualidad con Club de Innovación:

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *