Inmaculada Sánchez RamosDirectora de Aprendizaje Digital y Gestión del Campus Virtual. Comunidad de Madrid.

La tormenta perfecta

Posted on 320 visualizaciones 0 comentarios

PUBLICADO EN: LA RAZON.ES/TECNOLOGÍA

La eclosión de las TIC en la que estamos inmersos ha sido posible, o mejor dicho está siendo posible, por la concurrencia concomitante de un importante conjunto de tecnologías que cada una de ellas por sí solas ya representarían una revolución.

Así los pilares básicos de este cambio, son el salto sustancial en la capacidad y velocidad (en tiempo quasi-real) de almacenamiento y procesamiento de datos, la computación en la nube, el importante incremento y diversidad de conectividad, es decir de ancho de banda y en tecnologías inalámbricas y como consecuencia de las anteriores el “dialogo entre máquinas” y, por último, el desarrollo de la tecnología de sensores y actuadores.

Estas revoluciones tecnológicas nos dibujan un escenario donde los cambios de paradigma social se hacen viables, pasando, entre otros, de lo fijo a lo móvil, de lo individual a lo grupal y de lo automático a “lo robótico”. Analicemos, muy brevemente, cada uno de estos cambios continuos.

De lo fijo a lo móvil. Se nos ha nos ha creado un ámbito social donde los lugares públicos se convierte en el salón de nuestra casa, nuestra cafetería favorita es nuestro esporádico lugar de trabajo, el metro y los autobuses sitios de ocio y de negocio. Todo ello conlleva que se diluyan la línea entre mi faceta pública y privada, mi tiempo personal y laboral, etc. Se han acabado los departamentos estancos y ha llegado la hora en la que los diferentes campos vitales se entreveran.

De lo individual a lo grupal. La posibilidad de compartir y co-laborar en tiempo real, es decir simultáneamente y no consecutivamente, provoca que se habilite un espacio común virtual, que no imaginario, donde se puede generar conocimiento conjunto y sinergias de actuación.

De lo automático a “lo robótico”. La informática conllevó la automatización de procesos sencillos pero cada vez más podemos, como si de un proceso iterativo se tratara, construir sistemas de sistemas y sistemas que aprenden y por tanto cobran “vida propia”.

Obviamente, muchos lectores están entreviendo entre líneas que hemos estado relatando las grandes tendencias tecnológicas TIC´s. Las tecnologías tales como el Big Data, Redes de última Generación, Machine 2 Machine, Machine Learning, Internet de las Cosas, Inteligencia Artificial, etc. y es como si estuviéramos sacando cerezas de un cesto, de manera tal que al tirar de cada una de ellas nos arrastra a las otras, creando, no solo un circulo virtuosos sino, más bien una espiral virtuosa. Pues bien, esta tormenta perfecta tecnológica está generado unas condiciones que nos conduce a una ciclogénesis social.

Desde el 25 de mayo hemos actualizado nuestra forma de comunicarnos contigo debido a la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

Si no has recibido ningún correo nuevo o quieres comenzar a recibirlos, suscríbete y recibe gratis en tu correo nuestro boletín mensual con toda la actualidad del sector público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *