Las normas, motor de innovación

Posted on 0 comentarios

09/03/2010
FUENTE: CINCO DÍAS

Acaba de tener lugar en Madrid la cumbre de la Normalización de Europa y de los EE UU, bajo el título Regulación e Innovación. Este encuentro, que por primera vez se ha celebrado en nuestro país, se desarrolla coincidentemente con la presidencia Española de la UE. En la cita, los distintos organismos de normalización a ambos lados del Atlántico (ANSI, CEN, Cenelec y ETSI) han intercambiando conocimientos y experiencias.

Aenor, la entidad legalmente responsable del desarrollo de las normas técnicas en España, ha sido el anfitrión. Esta cumbre sirve para poner de manifiesto cómo la normalización contribuye decididamente a implantar las mejores prácticas, apoyar la innovación y reforzar la eficiencia -y por tanto la competitividad- de las empresas.

El foco en esta edición de la reunión se ha puesto en la innovación. No podemos dejar de tener muy presente que sólo con un esfuerzo general de todos los sectores económicos para aplicar innovación en sus respectivas actividades, España podrá salir de la actual situación económica en condiciones adecuadas.

La innovación tiene en la normalización uno de sus mejores aliados. Las normas técnicas indican cómo deber ser un producto o cómo debe funcionar un servicio para que sea seguro y responda a lo que el consumidor espera de él. Estos documentos, por un lado son la fuente mundialmente más aceptada para encontrar soluciones a los distintos desafíos que hoy en día se encuentran las empresas; por ejemplo, cerca de un millón de organizaciones en 176 países han implantado el Sistema de Gestión de la Calidad según la norma UNE-EN ISO 9001.

Por otro lado, en los Comités Técnicos de Normalización expertos de primera línea procedentes de todas las partes implicadas en un tema, ponen en común su conocimiento y experiencia. Uniendo estos dos elementos, resulta con claridad que la normalización es el mejor escenario no sólo para el desarrollo de la innovación, sino también para su difusión de forma amplia, ya que las normas técnicas están a disposición de todos.

Durante los diversos encuentros se han aportado datos que evidencian este papel de las normas técnicas, que abundan en otros ya conocidos como que en Alemania suponen el 1% del Producto Interior Bruto. Así, por ejemplo, la secretaria general de Industria, Teresa Santero, animó a continuar desarrollando normas sobre el vehículo eléctrico, al considerarlas "fundamentales" para que estos vehículos puedan ser usados mundialmente y, por tanto, para su éxito. Otro ejemplo fue aportado por Begoña Igartua, directora de Calidad y Medio Ambiente de Fagor Electrodomésticos, quien informó de que tras la aplicación de la norma sobre ecodiseño, las lavadoras fabricadas en 2008 por Fagor emiten 400 kg menos de CO2 que las producidas en 2000 y consumen 66.000 litros menos de agua que las fabricadas en 2005.

Por su parte, el Presidente del organismo de normalización de los EE UU, Joe Bathia, recordó que el 80% de los productos que se comercializan en todo el mundo están sujetos a normas técnicas, un porcentaje que en 2008 se tradujo en 10 billones de euros.

En varios casos, España es un referente internacional en el desarrollo de las normas técnicas. Un ejemplo lo tenemos en la norma española de ecodiseño (UNE 150301), que está siendo la referencia para elaborar una norma internacional en el seno de la Organización Internacional de Normalización (ISO). Bautizada con el nombre de ISO 14006, la norma ya se encuentra en fase de borrador y podría publicarse a mediados de 2011, según las previsiones manejadas.

Otro ejemplo exitoso lo encontramos en las Normas españolas de Gestión de la I+D+i (UNE 166000) que han sido la base para la constitución del Grupo de Trabajo Europeo CEN/TC 389 Gestión de la Innovación para elaborar normas europeas sobre innovación. En ambos casos, la Secretaría de los Comités está liderada por Aenor, mérito que hay que atribuir principalmente al trabajo y elevado nivel de los 6.000 expertos que trabajan en los 200 Comités Técnicos de Normalización de Aenor. Gracias a su trabajo, hoy el catálogo de Aenor supera las 28.000 normas, a disposición de todos. Este logro es fruto de una iniciativa privada, conseguido sin que haya supuesto un peso apreciable para las cuentas públicas.

Sigue toda la actualidad con Club de Innovación:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *