Madrid es la única región española capaz de competir en innovación en la Unión Europea

Posted on 242 visualizaciones 0 comentarios
31/03/2017
FUENTE: EXPANSION.COM

La Comunidad de Madrid es la única autonomía española que se sitúa en los mismos niveles de competitividad de las regiones más innovadoras de la Unión Europea, según un informe elaborado por la Comisión.

La comunidad autónoma que alberga la capital de España es la única que puede competir al mismo nivel que las regiones más innovadoras de Europa, según se extrae del Índice de Competitividad Regional de 2016 elaborado por la Comisión Europea (RCI, en sus siglas inglesas).

El estudio, cuya tercera edición acaba de publicar el Ejecutivo comunitario sobre las 263 regiones de la Unión, mide la capacidad que tiene cada una para ofrecer un entorno atractivo y sostenible para empresas y ciudadanos.

El informe detalla los puntos fuertes, carencias y prioridades de inversión que hacen capaz a a una región de elaborar sus estrategias de desarrollo analizando los indicadores de competitividad en once pilares clasificados en tres grupos: básico, eficiencia e innovación.

Criterios de economías básicas, eficientes y avanzadas

En el primero de los grupos, el de las estructuras básicas, se analizan los cinco motores básicos de cualquier economía: el grado de desarrollo de las institucionesestabilidad macroeconómicainfraestructurassanidad y educación básica.

A medida que la competitividad de las economías progresa y garantiza una mano de obra más cualificada y un mercado laboral más eficiente, se pasa al segundo grupo, el de la eficiencia, que se compone a su vez de tres pilares: educación superior, formación y aprendizaje permanenteeficiencia del mercado laboral; y por último, tamaño del mercado de trabajo.

Es en la fase más avanzada de desarrollo de una economía regional cuando se tiene en cuenta, por último, la innovación, la cual incorpora los tres factores que se consideran impulsores del progreso económico: preparación tecnológicasofisticación empresarial, y lo que conforma la innovación en sí misma: gobernanza, y transporte e infraestructura digital, medidas sanitarias y capital humano.

 

El estudio realizado por la CE incorpora todos estos parámetros y elabora una herramienta web interactiva, que cruza estos indicadores comparando cada una de las regiones analizadas en términos de PIB per cápita, lo que permite mostrar de un vistazo la capacidad de competir de las regiones de los diferentes países que forman la Unión basándose en esta clasificación.

Las más y menos competitivas

En el mapa se puede observar que Madrid es la única comunidad autónoma española analizada con una evaluación positiva en términos de innovación (index 0,33) y la única capaz de competir con las regiones más innovadoras.

En el estudio se observa la diferencia entre las autonomías menos competitivas, de color púrpura intenso y que corresponden -salvo alguna excepción, como el sur de Irlanda y algunas regiones francesas-, a los países periféricos del sur y este de Europa.

Las más capaces de competir, en verde intenso, se sitúan en el centro y norte de Europa y se concentran en territorios alemanes, austriacos, holandeses, daneses, ingleses y suecos.

La innovación, en el centro del país

En España, concretamente, sólo Madrid está al mismo nivel que las regiones europeas que están en mejores condiciones para crear y mantener una economía dinámica en términos de competitividad.

Madrid, en cambio, se sitúa en la media de otras autonomías españolas cuando el análisis se circunscribe a la comparación entre las regiones españolas (Galicia, Asturias, País Vasco, Extremadura, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía).

En este caso, se tienen en cuenta no sólo los criterios de innovación, sino los once parámetros analizados por la CE para configurar el desarrollo económico de cada región.

Es decir, que estas comunidades cuentan con más puntos fuertes de economías eficientes e innovadoras, pero la calificación final queda lastrada por el elevado peso de las malas calificaciones en indicadores de economía básica (ver mapa) .

En este sentido quedan por debajo de la media española Castilla y León, Cantabria, La Rioja, Navarra, Aragón, Cataluña y los dos archipiélagos, Baleares y Canarias.

La innovación se concentra en las capitales europeas

Esta situación ocurre en el resto de países del entorno, es decir, que en general, la innovación se concentra en regiones donde se sitúan las capitales de los países que forman la Unión, independientemente de otros parámetros de desarrollo económico.

Los resultados de 2016 están en consonancia con los de 2013, señala la Comisión.

"Se observa, de nuevo, un patrón policéntrico, en el que las capitales y las áreas metropolitanas actúan como los principales motores de la competitividad, cuya onda expansiva puede verse en la mayor parte de la Europa noroccidental, pero es mucho menos evidente en las regiones orientales y meridionales de la Unión".

En muchos casos se
observan también "grandes variaciones dentro de un mismo país, debido a que la región de la capital consigue resultados mucho mejores que las demás regiones", prosigue Bruselas.

En comparación con las dos ediciones anteriores, publicadas en 2010 y 2013, Malta y varias regiones de Francia, Alemania, Suecia, Portugal y el Reino Unido han mejorado su puntuación.

Por contra, han caído Chipre y algunas regiones de Grecia, Irlanda y, más recientemente, de los Países Bajos, mientras que en las regiones orientales de la Unión, la competitividad se ha mantenido, en general, estable.

La comisaria europea de Política Regional, Corina Creu, señala en un comentario que acompaña al estudio que "este índice respalda los esfuerzos de la Comisión para apoyar las reformas estructurales y estimular la capacidad de innovación de las regiones de la Unión a través de las inversiones de la política de cohesión".

* Metodología: El índice de competitividad regional (RCI) de publicación trianual, permite a las regiones supervisar y valorar su evolución en el tiempo y en comparación con otras regiones. Es la primera medida en ofrecer una perspectiva europea de la competitividad de las regiones de la Unión, y toma como modelo el planteamiento del índice de competitividad global del Foro Económico Mundial (GCI-WEF, por sus siglas en inglés).

El RCI se basa en las regiones estadísticas de la NUTS (Nomenclatura Común de Unidades Territoriales Estadísticas) de nivel 2 (regiones NUTS-2) que forman parte de la misma zona urbana funcional y se agrupan para que se reflejen fielmente las capacidades disponibles en el mercado de trabajo local.

Desde el 25 de mayo hemos actualizado nuestra forma de comunicarnos contigo debido a la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

Si no has recibido ningún correo nuevo o quieres comenzar a recibirlos, suscríbete y recibe gratis en tu correo nuestro boletín mensual con toda la actualidad del sector público.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *