Todos vendemos algo

Posted on 214 visualizaciones 0 comentarios
La última aventura de Jack Dorsey, uno de los fundadores de Twitter, se llama Square. Es una nueva plataforma de pago para dinero “de plástico”, una start-up dispuesta a transformarle a usted y su vecino en una tienda que acepte Visas y Mastercards.

Es un pequeño cubo que puede conectarse al iPhone o a móviles Android (a través del puerto de audio) y con el que es posible leer y cobrar una cantidad determinada desde una tarjeta de crédito. Para el iPhone ya existía una aplicación de cobro, pero requería estar dado de alta dentro de la red de Visa, introducir a mano los datos de la tarjeta de crédito, etc…

Square elimina todo el drama. No hay comisiones, es sencillo de utilizar y tiene algunos toques 2.0 interesantes, como la generación instantánea de recibos por email – con la foto del producto comprado, el mapa de Google Maps de la posición de la tienda y la cuenta de twitter del vendedor-, posibilidades de fidelización para el comerciante (regalar un café a quienes hayan venido diez veces, ese tipo de cosas,…) y un sistema de verificación basado en imagen además de la firma (en el teléfono puede aparecer, si queremos, la foto del dueño de la tarjeta para compararla con la persona que está intentando comprar).

El impacto de la compañía puede ser enorme en el comercio ambulante, el mercado de reventa o las funciones benéficas… esto es si a la gente no le da miedo pasar la tarjeta de crédito, claro. Después de todo, con los sistemas de pago por tarjeta tradicionales los números tienen una curiosa tendencia a irse de excursión a Europa del Este.

Square añade algunas capas de seguridad que pueden ser interesantes para evitar este fenómeno. La primera es que la información de la tarjeta nunca se almacena en el teléfono, se envía directamente cifrada al servidor de la compañía. La segunda es que el lector no puede utilizarse para "ver" la información cifrada en la banda magnética como ocurre con los lectores/clonadores de tarjetas. La tercera es que para realizar las transacciones el vendedor tiene que estar registrado en Square y queda constancia del lugar donde se realizó la venta y el teléfono desde la que se hizo.

Alguien con ganas de clonar tarjetas tiene métodos más sencillos y eficaces que éste. Póngalo en la lista de empresas a seguir muy de cerca.

FUENTE: Gadgeto Blog

Desde el 25 de mayo hemos actualizado nuestra forma de comunicarnos contigo debido a la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

Si no has recibido ningún correo nuevo o quieres comenzar a recibirlos, suscríbete y recibe gratis en tu correo nuestro boletín mensual con toda la actualidad del sector público.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *