Un nuevo enfoque en el análisis de datos abiertos y la rendición de cuentas. La experiencia compartida de la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Gijón

Posted on 0 comentarios

Descripción corta:

Este proyecto resume la experiencia de nuestros organismos en materia de gobierno abierto y apertura de datos, y las conclusiones a las que se han llegado a través de un proceso continuo de intercambio de experiencias. Ambos organismos esperan que estas líneas de trabajo puedan servir de orientación para otras Administraciones y entidades públicas.

Fecha de elaboración del texto: Texto elaborado para la candidatura al Premio Transparencia, Apertura, Acceso a la Información y Reutilización y Rendición de Cuentas y al Premio Resultados obtenidos de Grupos de Trabajo Multidisciplinares. CNIS 2020

Autores: Antonio Ibáñez Pascual | Pablo Vázquez de Castro

Administración / Proveedor que lo propone: Junta de Castilla y León | Ayuntamiento de Gijón

Departamento / organismo que lo presenta: 

  • Servicio de Transparencia y Reutilización de la Información. Dirección General de Transparencia y Buen Gobierno. Consejería de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior. Junta de Castilla y León

  • Servicio de Planificación y Modernización. Dirección General de Innovación y Promoción. Ayuntamiento de Gijón.

Estado del Proyecto / Caso en la fecha del alta: En curso de implementación

Carácter innovador:

Esta experiencia paralela, y en muchos momentos compartida a través de distintos mecanismos de cooperación e intercambio de buenas prácticas, nos ha llevado a una misma conclusión: con ser beneficiosa y necesaria por los motivos señalados, es necesario ir más allá de la mera publicación de contenidos en datos abiertos para asegurar el adecuado cumplimiento de los derechos de la ciudadanía en materia de transparencia y Gobierno Abierto. Para contribuir a crear una sociedad más informada y colaborativa, debemos proporcionar a la ciudadanía los medios para convertir los datos en información interpretable y útil, de forma que sea la propia ciudadanía quien asuma el protagonismo a la hora de analizarla, enriquecerla y compartirla.

Problemática:

El concepto de Gobierno Abierto se ha ido imponiendo con el tiempo en el ámbito de las Administraciones públicas. Abrir los gobiernos a la ciudadanía implica potenciar la transparencia de la Administración, a la vez que se impulsa la participación activa y la colaboración de los ciudadanos en la toma de decisiones y en la gestión de los asuntos que les afectan. La ciudadanía pasa a tener un papel cada vez más protagonista, en lugar de ser una mera espectadora de la actividad de la Administración.

Los pilares sobre los que se asienta el Gobierno Abierto son cuatro:

  • La transparencia, entendida como un flujo de información accesible a todos los actores relevantes de una sociedad, que debe servir para evaluar el desempeño de las instituciones y aportar una base racional para la formación de opiniones y para la toma de decisiones públicas.
  • La participación ciudadana: partiendo de una sociedad bien informada y activa, se promueve la implicación de la ciudadanía en la definición de políticas, programas y servicios públicos.
  • La colaboración, que parte del conocimiento y recursos de los que dispone la ciudadanía para abordar de forma más efectiva y eficiente los retos a los que se enfrentan las Administraciones públicas.
  • La rendición de cuentas, que consiste en presentar de forma clara y accesible los compromisos asumidos por el gobierno y su grado de cumplimiento, asumiendo la responsabilidad por las decisiones tomadas.

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) son unas poderosas herramientas que tienen la potencialidad de facilitar que las Administraciones públicas alcancen los objetivos del Gobierno Abierto. En este marco, es muy relevante el papel que representan los datos abiertos, ya que en el mundo actual los datos están adquiriendo un valor cada vez mayor, por su potencial como activo dinamizador de la economía y como fuente de valor añadido para las empresas y también para la sociedad, como refuerzo de la transparencia. La reutilización de datos abiertos por parte de empresas, entidades, asociaciones y ciudadanía en general permite la elaboración de nuevos productos y servicios que aportan valor, innovación, conocimiento y oportunidades de negocio.

Desde hace algo más de una década ha tenido lugar en España el proceso de construcción de un modelo común de datos abiertos que facilita la interoperabilidad y la reutilización de la información del sector público, al que se han sumado un gran número de organismos e instituciones, con el liderazgo de la Administración General del Estado, a través de la Iniciativa Aporta y portal datos.gob.es, y con la implicación de otros actores muy relevantes, como por ejemplo la FEMP, a través de su Guía de Datos Abiertos dirigida a las entidades locales.

El uso generalizado de datos abiertos supone la obtención de diferentes beneficios según los actores implicados:

  • Para la ciudadanía, permite establecer un diálogo activo, participativo y bidireccional entre gobierno y ciudadanos, promoviendo una participación informada y democrática, y al mismo tiempo abre la posibilidad de crear nuevos servicios públicos que mejoren la calidad vida de la ciudadanía.
  • Hacia las empresas, posibilita la creación de valor económico mediante la generación de nuevos servicios y aplicaciones informáticas, contribuyendo a crear un nuevo mercado basado en contenidos digitales en el que se puede llegar a rentabilizar económicamente el uso de la información pública.
  • En el caso de las Administraciones públicas, promueve un uso más inteligente y eficiente de los recursos, facilitando la interoperabilidad y generando un gobierno más abierto y transparente que aporta un mayor grado de confianza a la ciudadanía.

En este contexto, tanto la Junta de Castilla y León como el Ayuntamiento de Gijón se encuentran entre las instituciones públicas que han realizado un esfuerzo reconocido en este campo, con una dilatada trayectoria en ambos casos.

Nuestra valoración de la experiencia de años anteriores es que el uso intensivo de datos abiertos requiere una cierta cualificación técnica por parte de la ciudadanía, por lo que a menudo aparece una brecha tecnológica cuando la persona interesada en conocer algún aspecto de la gestión pública no cuenta con dichos conocimientos técnicos. Por tanto, nos fijamos como objetivo el facilitar el trabajo a la mayoría de la ciudadanía, poniendo a su disposición toda la información pública de manera sencilla, comprensible y atractiva. Para ello, hemos decidido utilizar soluciones tecnológicas que permiten el acceso directo a la información a una amplia mayoría social.

Solución planteada:

Actualmente ambos organismos cuentan con portales de análisis de datos abiertos en los que no es necesario un conocimiento técnico específico: son de acceso libre y sencillo y su uso es muy intuitivo, tanto a la hora de visualizar los gráficos, como en el momento de filtrar la información por categorías.

La propia ciudadanía puede buscar los datos que más le interesen por temas o palabras clave, así como generar búsquedas y vistas personalizadas de los datos, para luego reutilizarlas en otros lugares.

Todos los usuarios, ya sean ciudadanos, empresas, asociaciones, periodistas, publicistas, programadores, etc., pueden modificar fácilmente las representaciones de datos que aparecen por defecto en la web, así como los mapas interactivos de localización o los gráficos de diferentes tipos, creando sus propias visualizaciones personalizadas, que pueden publicar independientemente o incrustar en una página web.

Detalles de la solución:

A partir de nuestras respectivas andaduras y de un ya largo proceso de intercambio de análisis y experiencias, tanto la Junta de Castilla y León como el Ayuntamiento de Gijón hemos compartido experiencias y reorientado el camino que deberían seguir nuestros respectivos proyectos. En este proceso de análisis, hemos llegamos a varias conclusiones operativas que compartimos y estamos intentando implantar en el seno de nuestras respectivas organizaciones.

Tener una iniciativa viva es necesario, pero no es suficiente

Nuestras iniciativas son ya proyectos maduros, pero presentan múltiples posibilidades de mejora. Aunque es preciso seguir dinamizando el proceso de apertura de datos, por el valor económico que genera y por un refuerzo de la transparencia igual de importante, es necesario obtener más valor interno a partir de nuestras fuentes de datos. Nuestros centros directivos necesitan contar con datos clave para el seguimiento de su gestión, casos de uso tangibles con los que en muchas ocasiones no contamos.

Por ello, en clave interna necesitamos adaptar nuestro discurso para explicar las ventajas
del uso de los datos:

  • Una buena gestión permitirá producir y consumir mejor nuestros datos, facilitando su distribución y uso al personal.
  • Al mismo tiempo, el uso de datos deberá servir para mejorar la calidad y la eficiencia de la gestión de los servicios públicos.
  • Por último, compartir la información entre departamentos facilitará la toma de decisiones.

En este contexto, pude ser útil no centrarnos desde el principio en el concepto open. En primer lugar, debemos identificar y publicar los datos (si es posible, con sus APIs de consulta), destinados a su consumo interno. El portal de análisis de datos bien nos puede ayudar a conseguirlo, gracias a sus funcionalidades.

Hacer que estos datos sean abiertos al público será un paso adicional, muy poco costoso y fácil de explicar internamente. Después, integrar dentro de la organización la posibilidad de compartir información, de explotarla… permitirá también ofrecerla a ciudadanos y empresas.

Por tanto, debemos pasar de un plan de datos abiertos a un plan de gestión de la información corporativa. Gestionar bien los datos es trabajar mejor, de forma más inteligente. El Open Data debe ir ligado a esta gestión de la información.

Abrir los datos no es el final del camino… y tampoco el principio

Todos los días utilizamos datos para tomar decisiones. Por ejemplo, el uso de estadísticas de los portales web debe servirnos, junto con otros datos, para determinar qué contenidos debemos destacar más, cuáles no se están visitando, o cómo redactar mejor los contenidos porque no se están encontrando en las búsquedas que hacen los ciudadanos. Podemos poner muchos ejemplos en los que los centros directivos manejan sus propios datos que utilizan para tomar decisiones.

Por ello, debemos tener presente el valor de los datos para la toma de decisiones. El valor que tienen las políticas de apertura es que deben servir para facilitar el acceso por cualquier departamento ajeno al gestor de los datos. El gobierno británico, en su estrategia de transformación digital, habla precisamente de esto: «garantizar que los datos se utilicen en su máximo potencial dentro del gobierno para
proporcionar servicios públicos más eficientes y receptivos».

En el caso de la Junta de Castilla y León, tenemos diversos ejemplos de reutilización interna de datos dentro de la propia Administración. En el Ayuntamiento de Gijón estamos trabajando actualmente en la reorganización interna de los procesos de gestión, en el marco de la Iniciativa Gijón-IN, que implica la digitalización completa y la obtención de los datos necesarios para la gestión de los servicios públicos, directamente a partir de las herramientas de gestión.

Es fundamental inventariar los casos de éxito, porque nos ayudarán a poner en valor nuestra iniciativa

Para poder cumplir con esos objetivos, es necesario hacerse dos preguntas: ¿contamos con herramientas para el análisis de los datos? ¿Estamos formando a los empleados públicos para hacer uso de las mismas?

En el caso de la Junta de Castilla y León cuenta con una plataforma de análisis de datos que permite el uso de APIs de consulta y la realización de gráficas y cuadros de mando. Lo mismo puede decirse del portal Observa Gijón.

La formación en el análisis de datos debe combinar la sensibilización y la especialización

Si mostramos a los funcionales (responsables de la información) las posibilidades de análisis de datos, podrán conocer y descubrir el potencial de realizar una buena gestión de los mismos. Por tanto, es preciso formar a personal informático sobre el uso de la plataforma. En el caso de la Junta de Castilla y León además se han realizado cursos como el de «Visualización y análisis de datos» para personal informático; de esta forma, tenemos especialistas técnicos que puedan implementar los análisis y visualizaciones que requieran los funcionales, o el de «Reutilización de la Información del Sector Público – Open Data» que se celebra anualmente dirigido a responsables funcionales. En Gijón hemos realizado cursos para la capacitación de los empleados púbicos en el manejo de la plataforma Observa Gijón, y estamos también trabajando en esta dirección en el marco de la Iniciativa Gijón-IN.

El análisis de datos debe permitirnos no sólo explotar los datos ya disponibles, sino fomentar la publicación de nuevos datos

La adaptación a estas nuevas tecnologías que estamos haciendo desde las Administraciones y la publicación de datos abiertos que llevamos haciendo años debe combinarse, por lo tanto, con la oportunidad de explotar internamente los datos.

Los términos Big Data, Minería de Datos, Inteligencia Artificial, Machine Learning… cada vez son más comunes y son tecnologías que permitirán proporcionar servicios públicos más eficientes, receptivos y adaptados a la ciudadanía, por lo que dentro de nuestros objetivos está el comprenderlas primero y el saber aplicarlas al bien común.

Para conseguir tener casos de éxito debe haber un trabajo interno con los centros directivos. No sólo para publicar conjuntos de datos, sino también para identificar las necesidades internas de reutilización, que a su vez darán lugar a la elaboración de vistas personalizadas que permitan a los responsables llevar un mejor control de los indicadores de su área de actividad, como es el caso de las estadísticas de siniestralidad laboral. Casos que, al ser públicos, también aumentan la transparencia y rendición de cuentas.

Nuestra visión compartida sobre el futuro de los datos abiertos en el marco de nuestras respectivas organizaciones puede resumirse, por tanto, en que en el momento actual debemos esforzarnos sobre todo en los procesos de digitalización y simplificación administrativa que nos permitan la obtención ágil e inmediata de todo tipo de datos e indicadores relativos a la gestión de nuestros servicios públicos. Una vez tengamos esos procesos técnicamente bien definidos, debemos ofrecer a nuestras respectivas organizaciones las posibilidades de visualización y análisis necesarias para poder conocer en tiempo real la situación de los servicios y facilitar el proceso de toma de decisiones, o incluso la gestión automatizada de los procesos en muchos casos.

Por último, debemos ofrecer al público la mayor riqueza de datos que sea posible distribuir, por sus efectos beneficiosos tanto para el desarrollo económico como para la mejora del gobierno abierto, facilitando las herramientas necesarias para una fácil comprensión y análisis de los datos públicos. En este camino compartido, creemos que estos son los objetivos básicos a alcanzar, que requieren poder contar con las herramientas adecuadas para llevar a buen puerto estos proyectos.

Contactos:

Antonio Ibáñez Pascual  | Pablo Vázquez de Castro

Correo: PVazquez@gijon.es

Teléfono: 983411290 | 985181155

Correo electrónico:

Direcciones:

  • C/ Santiago Alba, 1. 47008 Valladolid 
  • Plaza Mayor no 3 – 33201 Gijón (Asturias)

Sigue toda la actualidad con Club de Innovación:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *